tienda

Nota publicada el martes, 23 de abril de 2019

Viajarán a Granada en el Día Mundial del Libro
Por: Alejandra Carrillo
Este martes, Día Mundial del Libro, los lectores tapatíos se transportarán a través de la palabra a España, al punto medio de la Revolución y al corazón de Federico García Lorca: Como homenaje al recién fallecido escritor mexicano Fernando del Paso, en Guadalajara leerán a Fernando del Paso y su obra La muerte se va a Granada.

En esta edición, el maratón de lectura –organizado por la Feria Internacional del Libro (FIL)– tendrá como sede principal la explanada de Rectoría de la Universidad de Guadalajara, ubicada en la intersección de las avenidas Juárez y Enrique Díaz de León. Además de la tradicional lectura, también se entregan ejemplares del libro recién reeditado por el Fondo de Cultura Económica y rosas, como marca la tradición del día catalán de San Jordi, en que está inspirado el festejo. Para cerrar la jornada en la que participarán 18 editoriales y librerías que ofertarán sus títulos, Carmen Villoro, Élmer Mendoza y Marisol Schulz, directora de la FIL, conversarán en torno a Fernando del Paso. La lectura central se realizará de las 10 a las 18 horas, donde aparte de los lectores de Fernando del Paso, se contará con la presencia de la familia del escritor.

La dinámica será la de siempre: habrá una lista para anotarse y leer por turnos en voz alta fragmentos del texto una vez y otra hasta que se acabe el festejo. Veintinueve municipios del estado se han unido al festejo, así como la Red Estatal de Bibliotecas Públicas de Jalisco y el Sistema de Educación Media Superior de la Universidad de Guadalajara, en cuyos planteles se leerá la obra de Fernando del Paso a partir del lunes 29 de abril. El Día Mundial del Libro fue instituido en 1995 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). En Jalisco es organizado desde 2002 por la FIL y el Ayuntamiento de Guadalajara.

UN HOMENAJE INTERMITENTE

Al leer La muerte se va a Granada, el lector se convierte automáticamente en actor. Este fue uno de los textos en los que Del Paso debutó como dramaturgo: escrita en diálogos hace de García Lorca, un artista que confesó adorar muchas veces, un personaje lleno de luces y sombras, complejo y llevado al límite.

Después de que fuera reeditado por el Fondo de Cultura Económica, la pasada edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara era la cita para que el propio Del Paso hablara de su obra, pero falleció meses antes, dejando desamparados a sus lectores que, al menos en Jalisco, tierra que lo adoptó con amor durante sus últimos años, lo siguen recordando y leyendo en un homenaje intermitente que no se apaga a quien fuera Premio Cervantes de Literatura en 2017.
Publicada en honor al aniversario 100 del nacimiento de García Lorca, en 1998, esta obra es celebrada por ser un drama en verso que recrea la atmósfera de angustia, sometimiento y redención que cubrió de misterio los últimos días del entrañable autor del Romancero gitano.

Del Paso recupera en el libro, con una intensidad y una tensión realistas, los últimos días del poeta inmerso en uno de los más profundos conflictos políticos en la España de Francisco Franco. Desde los días previos a su arresto, hasta el momento de su fusilamiento en la madrugada del 18 de agosto, el libro retrata los diálogos con su familia y sus amigos, y dan cuenta del miedo y la ironía que se hacían presentes de alguna manera u otra en su voz justo cuando es arrestado por la Guardia Civil acusado de ser un espía de los rusos, por haber sido secretario de Fernando de los Ríos, miembro del partido socialista, amigo de la familia de García Lorca y por homosexual; entonces toda España sentía los empujes de una inminente Guerra Civil y Granada, la bella Granada de Lorca que Del Paso describe con el mismo fervor, fue la ciudad en donde se dio el Golpe de Estado de julio de 1936 quedando bajo control de los sublevados y sufriendo la represión por parte del régimen de Franco contra todo residente que fuera izquierdista o republicano, o que lo pareciera.

José Carreño, uno de los editores del libro, ha comentado que la virtud de este libro es sobre todo “la intertextualidad de la historia en donde no hay citas de Lorca, sino la apropiación de una forma de pensar y de expresarse”, como si a través de la voz literaria se pudiera revivir otra voz pero que muta en otra cosa.

El libro se puede encontrar ya en librerías de todo el país, sobre todo en las del Fondo de Cultura Económica.


Para leer la nota completa acceder a: 

Librería Virtual
Fuente: ntrguadalajara.com / México / Versión para imprimir