tienda

Nota publicada el lunes, 4 de julio de 2016

“Mi pequeño hermano invisible”
Por: Virginia Bautista

Una hermana mayor siempre debe tener cuidado al decirle a su hermano menor ¡desaparece!, pues éste se puede tomar muy en serio esta sugerencia-orden. Así comienza la historia que la madrileña Ana Pez (1987) narra en el libro Mi pequeño hermano invisible (FCE) a través de textos e ilustraciones. 

El hecho de que el hermanito crea que es invisible lo motiva a introducirse, con una caja en la cabeza, en un mundo especial, con rincones y personajes vedados para los adultos. Así, el niño camina entre fieras salvajes, se cruza con un despiadado dragón que escupe fuego y ceniza, sube al espacio y descubre una turba de robots y astronautas, se escapa de un feroz dinosaurio de afilados dientes e incluso desciende hasta las profundidades del mar. Todo en su barrio. Lo mágico es que, con la ayuda de unas gafas de cartón con unos lentes de acetato rojo, que convierten en invisible la tinta naranja, el lector puede acompañar en su aventura al pequeño y tener dos lecturas de la historia. Las gafas vienen guardadas en un sobre al principio del libro que obtuvo una mención especial en la categoría Opera Prima en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia, Italia. 

La enseñanza final es que cada uno puede tener una visión del mundo diferente. 

Librería Virtual
Fuente: Excélsior / México / Versión para imprimir