AMLO y los retos por saldar

Con motivo de la entrega por escrito al Congreso de la Unión de su segundo Informe constitucional de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofrecerá un discurso político en Palacio Nacional donde debe de abordar lo más importante para la población: la batalla contra la pandemia Covid-19, la lucha contra la corrupción y la impunidad, el avance de los programas sociales de la actual administración, el desempeño económico del país y lo realizado por su administración en materia de seguridad pública y pacificación.

En el primero de esos puntos es de destacar la ampliación de la capacidad hospitalaria para evitar el colapso del sistema de salud, pero también es alarmante los más de 60 mil decesos y que nos ubica como el país número diez con una mayor tasa de muertes por Covid-19 en el mundo. Las conclusiones sobre el manejo de la pandemia aún son prematuras y más cuando en todo el mundo se está registrando un rebrote de contagios y no se avizora un panorama diferente sin una vacuna.

Por el lado del combate a la corrupción, está fuera de discusión que la Cuarta Transformación ha empeñado una voluntad política sin precedente y, tal como lo prometió en su campaña, López Obrador se ha atenido a tres lineamientos básicos: no emprender persecuciones por consigna ni utilizar políticamente el combate a la corrupción contra nadie, no encubrir ni proteger a alguien, respetar la autonomía de la Fiscalía General de la República y la soberanía del Legislativo y del Judicial. De manera significativa, el mandatario ha colocado en este capítulo el exitoso combate al robo de combustibles, la evasión fiscal y el caso Lozoya que seguirá generando polémica con sus revelaciones donde se espera que más que golpes mediáticos, sean golpes de precisión para desarticular las verdaderas y reales redes de corrupción de alto nivel.

Otro rubro en el que puede apreciarse congruencia entre las promesas de campaña y los actos de gobierno es el lanzamiento de programas como Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida, La Escuela es Nuestra, el programa de becas Benito Juárez, los créditos a la palabra para miles de prémielos empresarios y la pensión universal para adultos mayores, que si bien necesitan ajustes metodológicos señalados por el CONEVAL, han servido para evitará que en esta pandemia se genere una crisis de consumo.

Hasta ahora la ejecución de tales acciones de gobierno ha distado mucho de ser perfecta y se ha topado con obstáculos, distorsiones e insuficiencias diversas, pero es difícilmente rebatible que, en conjunto, esos programas marcan una diferencia inequívoca respecto de lo hecho por los gobiernos del ciclo neoliberal y que para la base de la pirámide social han empezado a significar una mejoría material concreta en varias décadas. No puede soslayarse, en contraste, que la política social del lopezobradorismo no ha conseguido proyectar un efecto positivo sobre el indicador macroeconómico más invocado –el crecimiento anual del producto interno bruto– y que la nueva estrategia oficial de paz y seguridad, del que los programas sociales son un componente fundamental, no ha rendido frutos a corto plazo: la inseguridad y la violencia delictiva siguen fuera de control en extensas regiones del país.

Aunque el Presidente ha señalado que el crecimiento va a ocurrir “de abajo hacia arriba”, la reactivación sigue siendo una asignatura pendiente de la actual administración. Y si ello genera nerviosismo y hasta exasperación en algunos sectores, la zozobra que crea la falta de seguridad es mucho más extendida. Debe mencionarse, finalmente, una omisión lamentable en el gobierno federal y es el de la cultura. Y es que, salvo por escuetas menciones al proyectado centro cultural que habrá de desarrollarse en el Bosque de Chapultepec, a la Estrategia para el Fomento de la Lectura y a los tirajes masivos del Fondo de Cultura Económica, la política cultural del lopezobradorismo sigue siendo un enigma.

Así pues, en el segundo informe de gobierno se pueden concluir que las bases de la 4T están ancladas en la constitución, es tiempo de que comiencen a dar resultado en un mundo pos Covid que ha desechado al neoliberalismo, pero sigue en busca de un nuevo paradigma de desarrollo, la confianza que le dan a López Obrador 7 de cada 10 mexicanos, pronto se acabará sino existen resultados tangibles en el empleo, en la seguridad y la mitigación del Covid-19.

Otros Medios:

https://www.elmanana.com/en-vivo-amlo-presenta-su-segundo-informe-de-gobierno-palacio-nacional-covid-informe/5155874

https://rallymundial.net/minuto-por-minuto-del-segundo-informe-gubernamental-de-amlo/

https://radiocentro977.com/minuto-a-minuto-del-segundo-informe-de-gobierno-de-amlo/

https://noticiasenlamira.com/politica/estas-fueron-las-cifras-alegres-de-amlo-en-su-segundo-informe/

 

 

 

 

Anterior Siguiente