La vigencia de Luis Cardoza y Aragón

El escritor Luis Cardoza y Aragón, escritor emblema de las letras guatemaltecas, cumple 28 años de su muerte, el próximo 4 de septiembre.

Las editoriales grandes publican libros de autores grandes. El Fondo de Cultura Económica, por ejemplo, en su insuperable catálogo tiene poemas, novelas, ensayos o cuentos de Miguel Ángel Asturias, Luis Cardoza y Aragón, Mario Monteforte Toledo y Augusto Monterroso, entre otras lumbreras iberoamericanas.

En cuanto a don Luis –que hace 28 años, como personaje de Mariano Azuela, entrecerró los ojos para custodiar de otra manera las horas-, quienes tuvieron la peligrosa bendición de tenerlo cerca, como Augusto Monterroso* y Christopher Domínguez Michael,** siguen haciendo de él y de su obra bellas ausencias como éstas:

*A los 40 años, ya era una leyenda. Una cumbre literaria inaccesible. Un poeta del vértigo. Alumbrado, deslumbrado y deslumbrante. Un ser misterioso y de lucidez diabólica, capaz de aplastarlo a uno con una sola frase. En Guatemala y en México siguió librando sus batallas, con la intransigencia del que lucha con sus mejores armas: su infalible agudeza, su arte y su convicción. Guatemala, las líneas de su mano es una crónica y es uno de sus mejores libros. Las memorias que distribuyó en El río. Novelas de caballería son una bola de fuego donde el mundo es observado desde sus sentidos abiertos a la percepción de la tormenta en el vasto vaso de agua que es este mundo.

**Entre 1932 y 1944, don Luis sembró las semillas de la vanguardia en territorio mexicano. Su voz semejaba la de un resurrecto profeta de Israel. Gran poeta latinoamericano, surrealista heterodoxo, es el padre de la vanguardia mexicana. Es el inventor de la cosmología literaria en la que viven o vivieron autores mexicanos de primera fila como Jorge Cuesta, José Emilio Pacheco, Octavio Paz y Domínguez Michael, quien es terminante al señalar: “Si me tocase ofrecer un regalo de iniciación a un joven escritor hispanoamericano, escogería El río. Novelas de caballería, la copiosa autobiografía de Cardoza y Aragón, brújula que orienta nuestro mundo ya no tan nuevo en el mapa del siglo XX”.

Don Luis, al igual que el conde Disraeli, veía trincheras en los libros.

De las incursiones de don Luis, Christopher sugiere la lectura de éstas (todas impresas por el Fondo de Cultura Económica): Poesías completas y algunas prosas. El río. Novelas de caballería. Guatemala: las líneas de su mano. André Breton: atisbado sin la mesa parlante. Malevich: apuntes sobre su aventura icárica y Pequeña sinfonía del Nuevo Mundo.

PROCEDENCIAS
*Augusto Monterroso, La letra e y otras letras, RBA, España, 2012.
**Christopher Domínguez Michael, Diccionario crítico de la literatura mexicana (1955-2011), FCE, México, 2012.
Esta y otras obras se pueden adquirir, consultando en www.fceguatemala.com y a través de WhatsApp: 5017-3130 o por mensaje directo en redes sociales: FCE Guatemala. El envío es gratis en compras mayores de Q200, dentro del perímetro de la Ciudad de Guatemala y Q300 en los departamentos. Aplican restricciones.

Aniversario del Fondo
El Fondo de Cultura Económica cumple 86 años. Y por esta razón su librería en Guatemala ofrecerá diversos descuentos y actividades especiales en su página de Facebook. La fiesta literaria se celebrará el próximo jueves 3 de septiembre con una venta especial para favorecer la economía de las y los lectores. Esta venta llena de ofertas en el FCE Guatemala es un esfuerzo conjunto que se podrá llevar a cabo gracias a la suma de muchas voluntades que se han unido con una meta común: promover y fomentar la lectura con una amplia oferta a precios accesibles.

Algunas recomendaciones del FCE  para esta semana

El siglo del desencanto, de Angelina Muñiz-Huberman
Mirada crítica al siglo XX, un siglo que comenzó con la esperanza de consolidar un avance en distintos campos del saber humano, pero que también conoció la barbarie y la destrucción. La autora resalta el espíritu de orfandad que impregna cada uno de los diversos estadios y obsesiones del pensamiento filosófico, literario, musical y artístico de este convulsionado siglo.

Obras I, narrativa, de Rosario Castellanos
La obra narrativa de Rosario Castellanos desterró de nuestras letras la mirada exógena y paternalista que había caracterizado al indigenismo mexicano. Este primer volumen reúne Balún Canán, Oficio de tinieblas, y los libros de cuentos Ciudad real, Los convidados de Agosto y el póstumo Álbum de familia, así como tres narraciones inéditas.

Trukas, de Juan Gedovius
Trucas es un libro especialmente dirigido a todos aquellos que en algún momento de su vida han hecho alguna travesura (o muchas). Después de leerlo, volverás a releerlo muchas veces y siempre te hará reír. A Trucas le encanta hacer travesuras en las páginas en blanco del libro. Cuando encuentra unos colores lo pone todo patas para arriba. Y cuando se topa con un lápiz… bueno, se lleva una gran sorpresa. La risa tiene la palabra en este libro (sin texto) para todas las edades.

 

Anterior Siguiente