Corazón contento

El corazón en uno de los máximos órganos de nuestro cuerpo, antes se creía que era el órgano de las emociones, aunque en realidad las emociones están ligadas a nuestro cerebro.

Pero no deja de ser poética esta imagen atávica de los corazones entrelazados por una flecha lanzada por Cupido —dios romano del amor—como una señal del amor correspondido, o la presentación del corazón fraccionado (hecho pedazos) como el signo inequívoco de los fallidos afectos.

Alberto Orlandini —médico argentino, especialista en psiquiatría— escribe en el glosario del amor, incluido en su libro El enamoramiento y el mal de amores (FCE, 2019), que los poetas y los filósofos han elegido al corazón como el símbolo de las emociones y del amor, quizá, dice, porque los sentimientos se perciben como palpitaciones, dolores o sensaciones en el tórax.

Explica que en todo contenido (ya sea en libros, cine, artes plásticas, televisión y un largo etcétera) “la fórmula de los personajes románticos consiste en un predominio del corazón sobre la cabeza y el cuerpo”.

En lo que se refiere a las expresiones idiomáticas, apunta en el libro que la palabra corazón se utiliza con frecuencia para expresar la diversidad de los sentimientos y emociones:

“Golpes en el corazón”, “clavársele a uno en el corazón”, “atravesar el corazón” o “partir el corazón”, son expresiones que reflejan aflicción y desamor; por el contrario, “no me cabe el corazón en el pecho”, comúnmente alude al entusiasmo o la felicidad momentánea.

Una persona compasiva será señalada como de “corazón blando”; o, en ciertos contextos, como de “corazón de pollo”. Una persona de carácter fuerte, a menudo, se le considera que “no tiene corazón”.

Otra expresión idiomática utilizada en el habla común señala a las personas sinceras: “habla con el corazón en la mano”.

Más allá de toda metáfora alimentada por la cultura del amor y de los sentimientos humanos, desde hace 21 años cada 29 de septiembre —el pasado miércoles en este año 2021— se conmemora el día mundial del corazón para concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

Esta fecha fue instaurada por la Federación Mundial del Corazón y la Organización Mundial de la Salud (OMS); por esta fecha las asociaciones civiles están llamadas a realizar actividades de difusión constante para fomentar el cuidado de este músculo.

No fumar, comer alimentos sanos y realizar ejercicio son parte de esta fórmula saludable (tan difundida en esta época) para cuidar el corazón (enamorado, contrariado o desenamorado).

Al corazón hay que tenerlo contento.

Anterior Siguiente