Taibo: sapos priistas

Gracias a la colaboración y el voto de millones de priistas, en 2018 Andrés Manuel López Obrador ganó por fin la Presidencia de la República en su tercer intento consecutivo.

Y, en Veracruz, por lo menos 200 mil simpatizantes y militantes del partido tricolor hicieron posible que Cuitláhuac García venciera al aparato del Gobierno del Estado que fue movilizado por el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares para intentar imponer como sucesor a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez.

Uno de los expriistas que operaron para Morena hace tres años fue Ulises Rodríguez Landa, exOficial Mayor del Congreso local y exsecretario de Finanzas del CDE del PRI. En pago a sus servicios electorales, Rodríguez despacha desde diciembre de 2018 como jefe de la Unidad Administrativa de la Secretaría de Seguridad Pública, dependencia que para el ejercicio fiscal de este año le fue aprobado un gasto de más de 5 mil 800 millones de pesos, entre subsidios estatales y federales.

En las elecciones del pasado 6 de junio, Ulises ocupó sus ratos libres y días de asueto para hacer campaña cada fin de semana por las candidatas y candidatos de Morena a la alcaldía y diputaciones federal y locales de Xalapa. Rodríguez Landa fue de los que contribuyeron a revertir las tendencias en contra del partido gobernante en la capital veracruzana, donde la administración del morenista Hipólito Rodríguez Herrero, munícipe saliente, es reprobada por la mayoría del electorado.

Otros expriistas a los que les adjudican el triunfo de Morena en Xalapa son Eleazar Guerrero Pérez, poderoso subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan, y Aníbal Pacheco López, secretario general de la Federación Regional de la CTM, en la que milita desde los tiempos del jerarca sindical Fidel Velázquez Sánchez, quien lo hizo diputado federal por el sector obrero del PRI.

Pacheco fue premiado con la regiduría primera en el ayuntamiento que presidirá a partir de enero de 2022 el senador con licencia Ricardo Ahued, quien entre 2004 y 2016 fue alcalde, diputado local y federal por el tricolor.

Sin embargo, pese a sus méritos y contribuciones electorales que desde hace tres años han venido aportando a Morena, exmilitantes del Revolucionario Institucional como éstos no son bien vistos por algunos obradoristas radicales.

Hace ocho días, por ejemplo, al intervenir en un programa de televisión por internet, el consejero nacional de Morena, Paco Ignacio Taibo, actual director del Fondo de Cultura Económica, hizo duras críticas a su partido por haberles abierto las puertas “a los sapos que provienen del PRI”.

“El concepto ganar se modificó y ahora llevamos al poder a sapos de notable envergadura. Llegaron priistas y panistas que se corrompen en 24 horas. Son sapos que si les das dos besos ingresan a Morena”, dijo el escritor en un foro preparado por la Secretaría de Organización del partido guinda y moderado por el académico John Ackerman, esposo de Irma Eréndira Sandoval, quien renunció como secretaria de la Función Pública tras la disputa interna por la candidatura al gobierno de Guerrero.

Anterior Siguiente