Escritor español Fermín Goñi presenta novela ambienta en la Batalla de Ayacucho

Hace 200 años se proclamó la Independencia del Perú. Sin embargo, la historia reconoce que la verdadera independencia se produjo el 9 de diciembre de 1824, en la Pampa de la Quinua, cuando las tropas patriotas vencieron a las realistas en la Batalla de Ayacucho.

Esa batalla es fundamental porque no solo logró la Independencia del Perú, sino porque consolidó la gesta emancipadora americana, una que se inició en Venezuela y Argentina de la mano de Bolívar y San Martín, y continuó hasta liberar a Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia.

Un día de Guerra en Ayacucho narra con detalle de filigranista todos los sucesos previos y los que sucedieron el día que se produjo el encuentro de los ejércitos libertador y realista en la Pampa de la Quinua.

Mucho se ha escrito de aquellos hechos, pero, como señala Fermín Goñi (Pamplona, 1953) citando a Voltaire: “Si no se escribiesen más que las cosas ciertas y útiles, la inmensidad de los libros de historia se reduciría a bien poca cosa; pero se sabría más y mejor”. Es decir, muchas páginas hay sobre esa gesta, pocas certeras, y menos seductoras.

Todo eso es posible gracias al poder de la literatura en Un día de guerra en Ayacucho. Además, para los lectores americanos, y en especial para los peruanos, es significativo y enriquecedor conocer los sucesos de aquellos días desde el punto de vista, aunque imparcial e informado, hispano.

 

“He escrito lo que me hubiese gustado leer, pero no encontré”, prosigue Goñi, quien con este libro cierra su “Trilogía Emancipadora”, que empezó en 2010 con la novela Los sueños de un libertador, cuyo protagonista es el general venezolano Francisco de Miranda, y continuó en 2014 con Todo llevará su nombre, que narra los comienzos de la lucha por la emancipación y el final de la vida del libertador Simón Bolívar.

 Solo la investigación para Un día de guerra en Ayacucho le tomó seis años, tiempo en el que visitó hasta en tres oportunidades los escenarios donde se produjeron los sucesos bélicos y políticos de esos días, de Lima a Junín, de Ayacucho a Cusco y más.

 

Los protagonistas de la novela son, además de los patriotas Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, y los realistas José de la Serna (virrey del Perú) y el general José de Canterac, guerrilleros, montoneros, reclutas y rabonas que acompañan a la tropa. Goñi pone especial énfasis en estas últimas y su papel decisivo en los sucesos de la guerra. Para el autor, la historia es una gran novela y la mejor manera de adentrarse en ella es la ficción escrupulosamente documentada.

Solo la investigación para Un día de guerra en Ayacucho le tomó seis años, tiempo en el que visitó hasta en tres oportunidades los escenarios donde se produjeron los sucesos bélicos y políticos de esos días, de Lima a Junín, de Ayacucho a Cusco y más.

Esta obsesión por la verdad más allá de la verosimilitud le viene a Goñi de su vida profesional. Es un periodista de raza, uno de los fundadores del diario El País (España), donde ocupó diversos cargos, entre ellos los de Jefe de Edición, Editor Gráfico, Redactor Jefe y más. También ha hecho radio y televisión, tanto en Europa como en América Latina.

Además de su Trilogía Emancipadora, con más de 80 mil volúmenes vendidos en todo el mundo, es autor de ensayos y crónicas y una decena de novelas más entre las que destacan Las mujeres siempre dijeron que me querían (2001), Puta vida (2002), El hombre de la Leica (2005) y Te arrancarán las tripas (2006).

Un día de guerra en Ayacucho se presenta este viernes 22 de octubre, a las 6:30 p.m., en la histórica Casa Cultural Manuela Sáenz (Jr. Junín 277, Plaza Simón Bolívar, Pueblo Libre). El ingreso es libre.

 

Antes, desde las 5 p.m., en la librería Ciudad Librera del Fondo de Cultura Económica (FCE), en la misma plaza Simón Bolívar, en Pueblo Libre, el autor realizará una firma de libros. (NDP).

 

Anterior Siguiente