El puerto de Champerico

Para conocer el desarrollo histórico de Champerico, como pueblo debemos indicar que se fundó después de la independencia, posteriormente fue puerto y terminal de ferrocarril; es necesario retrotraernos al tiempo en que se reconoció públicamente a ese lugar con el nombre de Champerico. Los documentos históricos consultados nos indican que La Asamblea Constituyente autorizó el 31 de marzo de 1849 por medio del Decreto Número 31, al Consulado de Comercio (el CACIF de entonces) para establecer un puerto más en el litoral Pacífico, tal autorización provocó controversia entre las municipalidades de Mazatenango y Quetzaltenango ya que cada una tenía interés en que el nuevo puerto fuera construido en su departamento.

A juicio de la Municipalidad de Mazatenango el sitio apropiado era en la desembocadura del Río Tulate o Icán, pero el ingeniero Van Der Gehuechte, comisionado por el Consulado de Comercio dictaminó que el mejor lugar era Chiquistepeque, sobre la Laguna de Tahuesco a unos 8 kilómetros al oriente del Río Tulate; en su opinión, el lugar se podía comunicar fácilmente con Quetzaltenango y Mazatenango.

El 1 de abril de 1854 el Presidente Rafael Carrera decretó el establecimiento del nuevo puerto a mitad del camino entre los lugares mencionados en la costa de Suchitepéquez: la Barra de San Luis (posiblemente desembocadura del Río Tulate) habilitándose para recibir buques mayores y menores tan pronto como estuvieran construidos los edificios necesarios.

El PUERTO SAN LUIS se inauguró en marzo de 1855 y en virtud del Decreto que lo estableció, la exportación de mercancías originarias de Guatemala gozaría de franquicia, previa licencia de la Administración General de Rentas. Durante varios años, el puerto de San Luis registró bastante actividad, sobre todo en la exportación de café, pero después decayó paulatinamente, se desconoce la fecha en que dicho puerto dejó de existir.

SU NOMBRE: La tradición verbal atribuye el nombre del pueblo a la conjunción de las palabras CHAMBER & COMPANY manifestadas con la abreviatura de Chamber y Co, ésta a su vez fue popularizada y distorsionada la de CHAMPER y CO; el nombre de una empresa alemana exportadora de madera que estuvo asentada en ese lugar. Rico en tradiciones de Semana Santa y Navidad, su principal economía proviene del turismo ganadería.

SU FERIA TITULAR: Se celebra del 23 al 25 de diciembre; su día festivo es el 6 de agosto en honor al santo patrono del pueblo, el Niño Jesús Salvador del Mundo. (del 2 al 7 de agosto) No hay fecha exacta para determinar la titularidad de las ferias.

EL PUERTO DE CHAMPERICO. Debido a la importancia que representaba tener un puerto más que atendiera las exportaciones e importaciones para el país, la cabecera municipal, Champerico, fue habilitada como puerto por medio del Decreto Número 1 del Presidente Provisorio Miguel García Granados, expedido en Quetzaltenango el 10 de julio de 1871. La Aduana funcionaría en la Villa de Retalhuleu.

El Consulado de comercio mostró interés en el desarrollo portuario en las zonas de importancia vital para el comercio exterior controlado por los comerciantes residentes en la ciudad de Guatemala; por medio del Decreto 46 de fecha 29 de enero de 1872 se habilitó a Champerico para el comercio de importación y exportación, con derecho a construcción de una aduana.

Para la mejor administración portuaria el gobierno emitió diversas disposiciones que no siempre tuvieron éxito por la corrupción de los funcionarios de los puertos, quienes a menudo actuaban en convivencia con los contrabandistas. Champerico al igual que el Puerto de San José en Escuintla, fueron simplemente un lugar en el cual un barco podía anclar a dos kilómetros de la costa y descargar personas y mercaderías en lanchones desde la playa o el muelle hacia el buque, y viceversa por lo que se les denominó como “puertos de anclaje en el mar”.

SU UBICACIÓN: Champerico es un pueblo y puerto ubicado a 39 kilómetros de la cabecera en el departamental de Retalhuleu, en el sur de la República de Guatemala; el banco de marca establecido por la Dirección General de Caminos se ubica en el parque central de la localidad; está a 4.94 metros sobre el nivel del mar en la Latitud 14o17´35” y Longitud de 91o54´50”. Champerico se une a Retalhuleu por una carretera asfaltada que entronca con la Ruta Internacional del Pacífico. Colinda al Norte, Este y Oeste con el municipio de Retalhuleu, al Sur con el Océano Pacífico.

DEL MUELLE ORIGINAL: El Gobierno de Guatemala autorizó el 14 de julio de 1875 la concesión al señor Gabriel Cárdenas “para construir en el Puerto de Champerico un muelle de las condiciones y largo que la localidad exija, para que los pasajeros, mercaderías y frutos puedan ser embarcados y desembarcados con prontitud y seguridad”; este empresario hizo la solicitud a nombre propio y de varias personas originarios de Los Altos, con el apoyo de las municipalidades de Quetzaltenango y Mazatenango.

La construcción de dicho muelle significó una mejora importante en los servicios portuarios, organizándose como sociedad anónima de nombre La Compañía del Muelle de Champerico; la cual gozó de la concesión del cobro de muellaje por el término de 40 años contados a partir de 1878, año en que se terminó de construir el muelle.

Para guía de navegación existió en ese puerto un faro de 90 pies de altura sobre el nivel del mar. Con luz blanca fija de 500 bujías. El faro estuvo colocado sobre un tanque de agua a 600 metros de la cabeza del muelle y 40 o de azimut de éste al faro con visibilidad aproximada de 10 millas náuticas.

En la cabeza del muelle estuvieron colocadas dos luces, una roja del lado Oeste y una verde del lado Este, las cuales tuvieron por objeto señalar la cabeza del muelle para la carga y descarga; no tuvieron función como guías de navegación

Es de hacer notar que, por razones desconocidas en el contrato no fue incluida la cláusula de reversión en virtud de la cual el muelle pasaría al Estado al vencimiento de la concesión, una vez transcurridos los 40 años. Los accionistas formaron una sociedad en comandita de responsabilidad limitada, cuya razón social fue Muelle de Champerico, Rafael Aparicio y Compañía Limitada. Años más tarde, el muelle paso a ser propiedad de la firma transnacional W.R. Grace and Company.

DEL FERROCARRIL DE CHAMPERICO: El consorcio de Lyman, Fenner y Bunting construyó una línea férrea de Champerico a Retalhuleu la cual se inauguró en 1893; fue muy popular y productiva, pero las ganancias no se quedaron en Guatemala, sino regresaron a los inversionistas de Estados Unidos. La vía férrea ubicada a 19 pies sobre el nivel del mar atravesó el municipio; su Estación del ferrocarril tuvo la calidad de Agencia en la cabecera municipal de Champerico, distante 18.4 millas por vía férrea de la Estación Las Cruces que fue un ramal donde se separó de la línea que conduce a ciudad Tecún Umán.

El Ingeniero A. Van de Gehuchte por medio de informe al Ministerio del Interior manifestó el 25 de febrero de 1852 que para los puntos examinados para la instalación de un puerto en la costa sur, el “lugar llamado Champerico ofrece la misma dificultad para el desembarque que los demás puntos de la costa, aunque la resaca es allí menos fuerte que la del puerto de Iztapa” “Creo que en Champerico puede establecerse muy bien un puerto, preferible en todo al de Iztapán”

LA EMPRESA PORTUARIA DE CHAMPERICO. El 21 de abril de 1954 el Gobierno presidido por Jacobo Árbenz Guzmán, por medio del Acuerdo No. 21 intervino la Empresa Compañía de Agencias de Champerico constituida en 1886 en base a que denegó la prórroga para seguir operando; sin embargo, el gobierno liderado por Carlos Castillo Armas levantó la intervención.

La Empresa Compañía de Agencias de Champerico, S.A. y J. R. Collins y Cía., S. en C. (Sociedad en Comandita) vendieron al Gobierno de la República todos los bienes muebles e inmuebles que les pertenecieron según Escritura autorizada por el Escribano de Gobierno y aprobada por Acuerdo Gubernativo del 10 de junio de 1955.

Ese mismo mes, el Gobierno de Guatemala creó la Empresa Portuaria Nacional de Champerico como entidad autónoma pero controlada por el entonces Ministerio de Hacienda y Crédito Público, con el objeto de prestar los servicios portuarios; en 1987 Champerico atendió únicamente 14 naves de carga general.

Se emitieron los Reglamentos que contenían las tarifas para servicio de lanchaje, muellaje y servicios conexos y para suministrar a la población de los servicios de agua potable y energía eléctrica que vendía la Empresa privada a la población. La Municipalidad distribuyó entre los vecinos pobres a título gratuito los ejidos de su jurisdicción y en 1957 principió a otorgar Escrituras de Propiedad a los adjudicatarios que las poseyeran dentro del perímetro de la población.

CHAMPERICO COMO BOTÍN POLÍTICO. El puerto de Champerico ha sido uno de los grandes botines políticos durante los últimos 30 años, se gestionaron PRÉSTAMOS MILLONARIOS para “modernizar” el puerto y todo quedó en la nada.

La construcción de la Dársena de Champerico ha sido el caballo de batalla de todos los gobiernos. Durante el gobierno de Kjell Eugenio Laugerud se ordenó la construcción de un puerto en Champerico. El presidente Fernando Romeo Lucas García hizo que el proyecto se trasladara a Puerto San José, Escuintla.

Desde el gobierno de Vinicio Cerezo, todos los presidentes han ofrecido la dársena, y en algunos casos hasta pusieron la primera piedra de la obra. Óscar Berger (2006) “inauguró” con gran bombo el Proyecto denominado Puerto pesquero, artesanal y turístico con un costo de 30 MILLONES DE DÓLARES (Q.229 millones de quetzales en esa época) de esa cantidad Holanda donó 10 millones de dólares..

El proyecto fue asignado a una empresa holandesa y se contrató a la Organización Internacional de Migraciones (O I M) como administradora y supervisora de la obra. Parte de los fondos para edificar la dársena fueron utilizados para la “reconstrucción” de los daños ocasionados por la tormenta Stan en 2005. Dicho proyecto colapsó en 6 meses, lo que causó el desempleo en la región y la pérdida de Q.404 millones para el Estado.

PRESENTACIÓN

Por mucho tiempo se ha hablado de la responsabilidad de los intelectuales en la sociedad.  Esto es, el intento por comprender el alcance ético de la labor de los artesanos del pensamiento en el seno de comunidades a veces necesitadas no solo de voz, sino del compromiso en la lucha por la reivindicación de los derechos.  En La Hora estamos a tono con esa preocupación y voluntad en la asunción de las virtudes morales.

De esa cuenta, trabajos como el presentado por Fernando Mollinedo, al tiempo que explicita primariamente el ánimo por revisar la historia con los instrumentos y categorías propios de esa disciplina, la reescribe haciéndola accesible a los lectores.  La finalidad, más allá de lo intelectual, consiste en que los interesados sientan y vibren por cada espacio geográfico de Guatemala.

Los sentimientos de afecto, desafortunadamente, no han prevalecido en la materialización de proyectos de beneficio para Champerico.  Mollinedo expresa ese drama que pasa por iniciativas fallidas en las que ha habido dinero de por medio, sin avance en la inversión requerida para la modernización.  El historiador lo dice así:

“Desde el gobierno de Vinicio Cerezo, todos los presidentes han ofrecido la dársena, y en algunos casos hasta pusieron la primera piedra de la obra. Óscar Berger (2006) “inauguró” con gran bombo el Proyecto denominado Puerto pesquero, artesanal y turístico con un costo de 30 MILLONES DE DÓLARES (Q.229 millones de quetzales en esa época) de esa cantidad Holanda donó 10 millones de dólares.  El proyecto fue asignado a una empresa holandesa y se contrató a la Organización Internacional de Migraciones (O I M) como administradora y supervisora de la obra. Parte de los fondos para edificar la dársena fueron utilizados para la “reconstrucción” de los daños ocasionados por la tormenta Stan en 2005. Dicho proyecto colapsó en 6 meses, lo que causó el desempleo en la región y la pérdida de Q.404 millones para el Estado”.

Que disfrute la lectura de nuestra edición.  Muchas bendiciones y hasta la próxima.

BIBLIOGRAFÍA:

DICCIONARIO GEOGRÁFICO DE GUATEMALA, Tomo I, Tipografía Nacional, 1961, Guatemala.

HISTORIA GENERAL DE GUATEMALA. Tomo IV, Desde la República Federal hasta 1898; Tomo V, Época contemporánea 1898-1944. Asociación de Amigos del País. Fundación para la cultura y el desarrollo. Guatemala, 1996.

MORALES URRUTIA, MATEO. DIVISIÓN POLÍTICA ADMINISTRATIVA DE GUATEMALA. Tomo II. Editorial Iberia-Gutengerg, Guatemala, 1961.

LUJAN MUÑÓZ, JORGE. BREVE HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE GUATEMALA. Colección Popular, Fondo de Cultura Económica, México, 1998.

PERIÓDICOS:

EL IMPARCIAL, 27 de abril de 1954. Ciudad Guatemala.

PRENSA LIBRE, 22 de febrero de 2009

EL PERIÓDICO. 21 de agosto de 2006

SIGLO 21. 6 de febrero de 2007

REVISTAS:

REVISTA D. 20 de noviembre de 2011

E-GRAFÍA: https://es.wikipedia.org/wiki/Champerico

Ver más: https://www.deguate.com/artman/publish/infraestructura-guatemala/puertos-de-guatemala.shtml

 

Anterior Siguiente