De Franz Kafka a Juan Villoro: seis libros que recomendamos esta semana

Escenarios distópicos, la historia real de una espía que luchó contra el régimen nazi, una antología de Juan Villoro, una edición de El misántropo que profundiza en el desarrollo de esta obra, tres clásicos de la literatura rusa y el alma de Franz Kafka: estos son algunos de los libros que recomendamos esta semana.

El Muro

La distopía que imagina Lanchester guarda muchas semejanzas con nuestro presente. Su protagonista se une a los servicios de patrullaje que resguardan el Muro de una posible invasión a manos de los Otros, la encarnación de la exclusión y la diferencia. Por si fuera poco, el mundo apenas y puede responder a las consecuencias del cambio climático. Entre el miedo a todo lo que parezca anormal y la espera prolongada, la novela se inscribe en el menospreciado género de aventuras.

Una mujer sin importancia

De carácter biográfico, aunque con tintes novelescos, este libro sigue los pasos de Virginia Hall, enfermera, en la mitad de los treinta, estadunidense y sin una pierna. Se trata de una de las primeras mujeres en hacer labores de espionaje, sabotaje y subversión contra el régimen nazi que se había implantado en Francia. A salto de mata, obligada a cambiar de identidad y de apariencia, su figura permaneció oculta por un velo de inevitable discreción.

Examen extraordinario

Cronista, novelista, observador de la cotidianeidad mexicana, Juan Villoro forjó su prestigio como cuentista. Esta antología se concentra en ese género y entrega catorce piezas en las que destacan la mirada acuciosa del perseguidor de extrañezas y el olfato del habitante de ciudad. Son “versiones finales” preparadas por el mismo autor y tienen la cualidad de querer someterse a una prueba definitiva: la del lector que siempre espera algo más.

 Examen extraordinario Juan Villoro | Almadía/ FCE | México | 2020 | 328 páginas

Tres tormentas de nieve Tres gigantes de la literatura rusa narran un mismo suceso: una tormenta de nieve, siempre igual, siempre distinta. No se trata, como explica Mario Muchnik en la nota final, de una tormenta natural sino de la inquieta alma rusa. El primero data de 1830, el segundo de 1856, el tercero de 1886. Sólo el relato de Tolstói es de carácter autobiográfico. En el caso de los otros dos, pueden leerse en clave simbólica, como expresiones de un reclamo histórico y social.

El misántropo

Considerada la obra maestra del mayor comediante francés, resulta, como el resto de su obra, una crítica a la sociedad de su tiempo. Si bien su protagonista, Alceste, busca alejarse del mundo, este deseo no le impide igualmente buscar el amor. En el prólogo, el también traductor Alain Verjat ofrece un estudio que ubica la obra en el resto de su producción, rastrea la genealogía del personaje y explica el simbolismo de los nombres apoyándose en la tradición griega.

Diarios (1910-1923)

Augusto Monterroso no recomendaba acercarse a la obra del escritor checoslovaco en primera instancia a través de sus diarios y cartas porque no reflejaban plenamente su genio literario y además generaban el estereotipo del escritor atormentado, imagen sólo cierta en parte pues a él le gustaba también disfrutar la vida. Los diarios valen por las ideas que Kafka expresa acerca de la literatura y de cómo finalmente se hace realidad su acariciado deseo de convertirse en escritor.

 

Anterior Siguiente