Nuevo escándalo de los Bartlett-Abdala; aparecen en Pandora Papers

Un nuevo escándalo se posa sobre la familia Bartlett-Abdala, pues han quedado en evidencia por ocupar paraísos fiscales y empresas de papel para lavar y ocultar dinero, por lo menos desde hace una década.

La investigación emprendida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), denominada como Pandora Papers, reveló toda una red de más de tres mil figuras mexicanas, entre políticos, funcionarios federales y empresarios, que operan a través de paraísos fiscales fortunas para evitar el pago de impuestos.

La investigación alcanzó a la Cuarta Transformación liderada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en ella se exhibe a Julia Elena Abdala Lemus, pareja del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz; al exconsejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer Ibarra; al senador morenista Armando Guadiana; entre otros.

El reportaje dado a conocer por medios como El País, Quinto Info Lab, revelan que Julia Abdala Lemus aparece vinculada a la sociedad Roybell International Inc, la cual fue incorporada en Panamá en diciembre de 2011.

Aunque en un inicio la sociedad tenía un primer accionista que se mantuvo en el anonimato, para garantizar las acciones al portador, con el tiempo, Julia Abdala adquirió las 10 mil acciones en 2017 para convertirse en dueña de la empresa panameña, que no cuenta con empleados ni oficinas.

El 14 de diciembre de 2017, cuando Manuel Bartlett era senador de la República por la bancada del Partido del Trabajo (PT), los directores de papel de la sociedad iniciaron los trámites para abrir una cuenta bancaria en el Lyford International Bank and Trust de Bahamas, la cual sería “operada individualmente por la Sra. Julia Elena Abdala Lemus”.

En esta operación, Julia Abdala también recibió poderes para realizar acciones como comprar bienes, pedir créditos, otorgar préstamos, celebrar contratos, participar en licitaciones, comprar acciones y presentar demandas.

No es la primera ocasión en la que la familia Bartlett-Abdala se ve involucrada en la operación y ocultamiento de empresas en sus declaraciones patrimoniales.

En septiembre de 2019, el periodista Carlos Loret de Mola evidenció cómo el director general de la CFE omitió declarar ante la Secretaría de la Función Pública su relación con 12 empresas y 23 casas a través de sus hijos y su pareja, Julia Abdala.

Entre 2001 a 2017, periodo en el que Manuel Bartlett fue senador de la República en dos ocasiones, él y su familia crearon al menos diez empresas, de las cuales cinco están a nombre de su pareja, Julia Abdala, y las otras cinco están a nombre de su hijo, León Manuel Bartlett Álvarez.

La primera empresa que abrió la pareja sentimental de Manuel Bartlett fue JAL Consultoría Especializada, en 2008, en la Ciudad de México, la cual participó en 2017 en una licitación por un contrato de 2 millones 700 mil pesos con el Fondo de Cultura Económica, misma que estuvo bajo señalamientos de simulación derivado de que participó otra empresa ligada a Paulina Abdala, hermana del ex delegado de programas sociales en Puebla, Rodrigo Abdala.

Ese mismo año creó la empresa Digilogics S. A de C. V., con el folio mercantil 389696, allegada con José Juan Janeiro Rodríguez, señalado como experto en lavado de dinero por ser el presunto artífice del esquema de empresas fantasma con las que Javier Duarte desviaría miles de millones de pesos en el gobierno de Veracruz.

Entre las otras empresas ligadas a Manuel Bartlett y Julia Abdala están La joyería Tidure’s by Julia Abdala, creada en 2001, y en la cual tiene 50% de las acciones; Modafil, constituida en 2007 con su hermana María Guadalupe Abdala Lemus; y TZ’IKIN Desarrolladora Inmobiliaria, constituida el 14 de junio del 2017.

Al revelarse la omisión de las empresas como posible conflicto de interés en su declaración patrimonial y fiscal, el director de la CFE reconoció tener una relación sentimental por más de 20 años con Julia Abdala, sin embargo, enfatizó que no tiene vínculo jurídico con ella ni forma parte de sus actividades empresariales.

Anterior Siguiente