Carlos Bardem: La buena literatura es insuperable como entretenimiento

“La buena literatura es insuperable como entretenimiento”, ha defendido este sábado en el Festival de Literatura Expandida que se celebra en Magaluf (Mallorca) el escritor Carlos Bardem, autor de novelas como “Mongo Blanco” o “El asesino inconformista”.

Bardem, proveniente de una reconocida familia del mundo del cine, es uno de los escritores y artistas invitados a este certamen con el que Magaluf va camino de desterrar aquella imagen de destino del turismo de borrachera.

“La buena literatura exige la participación del lector”, ha dicho Bardem en una entrevista realizada en un hotel de la localidad, desde donde se divisa la playa y el islote que la domina.

Bardem ha hablado del éxito que está teniendo su novela “Mongo Blanco”, que versa sobre el tráfico de esclavos y que va por su octava edición, y de la que hay ya un audiolibro narrado por él, y también de su última obra, “El asesino inconformista”.

“Necesito sorprenderme cuando escribo, por eso todas mis novelas intento que sean muy distintas unas de otras”, ha explicado.

Sobre su última novela Bardem ha señalado que le deja una reflexión agridulce, ya que narra la historia de un criminal psicópata que solo mata políticos y políticas envueltos en casos de corrupción.

“Es muy sorprendente la gran acogida que tiene entre la gente el concepto de que haya alguien que se dedique a matar políticos corruptos”, ha apuntado el escritor.

En opinión de Bardem eso “nos debería hacer reflexionar sobre el hartazgo de gran parte de la población de este país, de la población pensante”.

Bardem ha añadido que existe una “sensación generalizada de que hay una clase de gente o una clase social, grupos de poder a los que la justicia nunca alcanza, o si los alcanza es tangencialmente o muy tarde”.

Además de Bardem, al encuentro literario han sido invitados los escritores Irvine Welsh, autor de la novela “Trainspotting”, Antonio Muñoz Molina, Domingo Villar y Elvira Lindo, entre otros.

 

Anterior Siguiente