¡Resuena la literatura! Cal y Arena lanza su propia línea de audiolibros

La editorial Cal y Arena ha lanzado su propia línea de audiolibros para llegar a nuevos segmentos de público, informó Rafael Pérez Gay, director del sello, quien espera sumar cada año 30 títulos del catálogo editorial.

La serie inicia con títulos como Dejar huella. Perros de papel, de la memoria, de la imaginación, coordinado por Anamari Gomís; El billar de los suizos. Memorias atendidas, de Guillermo Fadanelli; Márcame, amo. La verdadera historia de Keith Raniere y sus esclavas mexicanas, de Roberta Garza; y Ninguna eternidad como la mía, de Ángeles Mastretta.

Soy optimista. Creo que el futuro del libro en papel no va a desaparecer nunca, pero sí se combinará con los medios digitales, en distintas plataformas, desde Amazon hasta Kindle. Ahora viene el audiolibro.

Quisiéramos empezar a formar un catálogo importante de libros que estuvieran en papel en librerías, en plataformas digitales y ahora como audiolibros”, dijo Pérez Gay.

Y agregó: “Soy un defensor a ultranza de la letra impresa, del papel, del olor a tinta, pero soy un lector de muchos años y me he ido incorporando poco a poco a los nuevos dispositivos. En cambio, la sensibilidad de los jóvenes que participan en este proyecto (Mauricio García y Alonso Pérez Gay) nos impulsan a las nuevas plataformas tecnológicas”.

Pérez Gay explicó que el lanzamiento tiene una dedicatoria para los lectores. “Es un mensaje de que estamos vivos, moviéndonos y que queremos allegarnos recursos de otras vías, porque la crisis editorial mexicana es una vieja historia que la pandemia agudizó.

La crisis fue brutal, al grado de que en algún momento bajamos salarios y desaparecimos salarios de un par de directivos. Fue una crisis severa que no ha cesado, ya que en este momento vemos las consecuencias de la reducción presupuestal que el gobierno federal ha dejado caer en general a la cultura. Hablamos de libros, pero, si entrevistas a gente de teatro, danza o cine, te dirán lo mismo”detalló.

Además, “tengo mis serias dudas de que la unión del libro de Educal, FCE y Dirección General de Publicaciones pueda ayudar a que el libro llegue a algún lugar. De modo que soy crítico respecto a la postura de que el libro debe ser un folleto popular que llegue a muchos lugares de México. Los libros deben estar en todas partes, no sólo en los lugares pobres”.

Finalmente, advirtió que “México nunca ha tenido una buena red de bienes de consumo cultural, pero hoy se ha acrecentado la crisis porque no hay dinero y tenemos una titular de Cultura (Alejandra Frausto) que es más bien una figura decorativa, ya que los proyectos importantes del gobierno están en otro lugar que no tienen nada que ver con la cultura”.


 

Anterior Siguiente